domingo, 12 de febrero de 2012

Tarta Mi Vecino Totoro

  Llevo casi un año rumiando esta tarta. Pensaba habersela hecho a mi Santo hace casi 10 meses por su cumpleaños, pero no tuve oportunidad y la dejé en "pendientes". 
  Este fin de semana he visto mi oportunidad de hacerla por nuestro aniversario (de noviazgo) me he quitado esa pena y espero haberle sorprendido. 


  Por si acaso alguien no reconoce a los personajes, son Totoro y Mei, los protagonistas de la película "Mi vecino Totoro" una de las primeras películas del Maestro Hayao Miyazaki y una auténtica delicia. Mi Santo es un ferviente admirador de las películas del Estudio Ghibli, y esta en concreto es una de sus preferidas. 

  La primera dificultad que me encontré es que no he visto demasiadas imágenes por internet con la escena que yo pretendía realizar. Bueno, hay imágenes de Totoro y de Mei a cientos, pero en esta escena es cuando se conocen y una de las más típicas, sólo que casi todo el mundo se centra en unos momentos después cuando Mei se queda plácidamente dormida sobre la barriga de Totoro. 
  Afortunadamente una siempre puede confiar en un buen friki, y en una búsqueda rapidita, encontré el DVD de la película y pude hacer varias capturas de pantalla. 




  He estado varios días modelando a Mei (a escondidas) con una pasta de goma hecha con fondant y CMC. Totoro son dos bizcochos Madeira Sponge Cake que he ido recortando y lijando para darle forma.



  Empecé con la figura de Mei añadiendo una cucharadita de CMC. No he ido a ningún curso de modelado (aunque me he estudiado los vídeos de Maisie Parrish, que son impresionantes), así que lo más probable es que haya cometido muchos fallillos. 

  Siempre me cuesta trabajo guardar bien las proporciones, así que cogí el peluche de Totoro que nos han traido los Reyes y estuve buscando entre todas las muñecas de las niñas la que pudiera tener un tamaño adecuado. Resultó ser una Dora.


  Realmente sólo la utilicé para hacer una pelota del tamaño de la cabeza.


  Antes de que empezara a secarse, le hice un agujero con un palillo. Las figuras tienen que ir con un palillo o algo que les refuerce la estructura por dentro y las veces que lo he puesto cuando ya estaba a medio secar, siempre se me ha estropeado un poco.


  También estoy muy contenta de haber encontrado una paleta para mezclar colores que me ha venido muy bien para reposar la cabeza. Hay que tener en cuenta que la pasta de goma es moldeable y al dejarla apoyada sobre cualquier superficie, se aplasta por su propio peso. Para que la cabeza no quede plana por donde la apoyamos, van muy bien las hueveras o estas paletas de mezcla de colores.


  Cuando veo los vídeos de las personas modelando las figuras me quedo impresionada con lo sencillo que parece, aunque cuando yo me pongo, cualquier presión me hace un bulto, cuando utilizo cualquier herramienta parece una cicatriz, así que voy con muuuucho cuidado y sin marcar demasiado los rasgos. 
   Lo que sí me gusta es marcar una gran sonrisa que hace las figuras más simpáticas. Hay estecas para modelar que sirven para eso, aunque también se puede utilizar el borde de una boquilla.


  El mismo día hice la forma del cuerpo, aunque no tengo mucha maña y no me gustó demasiado como me quedó, pero afortunadamente se iba a tapar con el vestido.


  Para las piernas hice un churro de masa, lo corté por la mitad y intenté hacer la forma del pie doblando el final del churro hacia arriba y cortando el final para darle forma a los deditos. Para que quedaran las rodillas flexionadas, las puse encima de una esteca. 


  Para que se fueran secando sin romperse, las dejé colocadas en su posición con unos palillos. También hay que tener la precaución de pasar un palillo por el cuerpo cuando está fresco para que sea más sencillo después colocarla en la tarta.


  El siguiente día fui con más prisas, y es que eso de esconderse de las niñas y  del padre de las niñas, me deja muy pocos momentos de trabajo. Lo único que hice fue el vestido, aunque no saqué fotos del proceso. Intenté hacer el vestido con una tira rectangular y enrollarla alrededor del cuerpo, pero no quedaba bien. Al final hice un gran círculo de masa que puse por encima como un mantel y con cuidado recorté la parte superior del vestido.


  Cuando estaba asentado hice los brazos, que dejé secando apoyados en trocitos de papel para que no se deformaran. Mariana (de Las tartas de Mariana) tiene un tutorial estupendo para aprender a modelar manos.
  Otro truco muy sencillo y muy resultón es ponerle colorete a la carita. Es un Truco que vi en Pan, Dulces y Otras Palabras y basta con mezclar un poco de colorante rojo o rosa en polvo y añadir un poco de maicena (para que no quede demasiado fuerte). Se aplica con un pincel suave. Mi rojo es demasiado fuerte y me pareció que me había pasado con el colorete, aunque igual es que yo misma me pinto poco y siempre me parece que me paso con la pintura.


Sin colorete
   En la siguiente foto ya se ve con colorete y ojos, las cejas están hechas con rotulador de tinta comestible.


  Me he saltado el paso del pelo. Hice un círculo de masa para ponerlo como base y con un prensador de ajo, hice churritos para las coletas. Las dejé secar con trozos de papel debajo para que se mantuvieran en su sitio, aunque sin demasiado acierto porque quedaron un poco a la virulé. 

Haciendo el pelo
   Con las orejas y una nueva nariz (la primera se rompió en algún momento) la di por terminada. No he comentado que todas las piezas se tienen que pegar con pegamento comestible. Se puede comprar en las tiendas especializadas, pero yo siempre lo hago en un momentito con una pequeña bolita de fondant disuelta en una cucharadita de agua, al calentarlo unos segundos en el microondas se queda líquido y super pegajoso (este Truco lo vi en Club Cooking Cookies). Se aplica con un pincel, pero sin pasarse porque quedan manchas.


 Para Totoro hice dos bizcochos MSC con 4 huevos cada uno en un molde rectangular de unos 18x20 cm. Para una vez que confiaba en la joroba de los MSC (para la panza de Totoro) me quedaron más planos que nunca.


  Puse un bizcocho encima del otro y con un rotulador de tinta comestible, hice más o menos la silueta de Totoro visto desde arriba.


  El resto consiste en ir recortando y lijando el bizcocho para darle forma. Lo bueno de estos bizcochos es que son muy firmes y pueden recortarse y rallarlos sin que se rompan o desmiguen. 



  Como podéis ver la tabla de trabajo está llena de migas, son de ir lijando el bizcocho con un rallador.



 A falta de la típica joroba de los MSC para hacer la panza de Totoro, utilicé dos esquinas de los recortes para la barriga y otra para el hocico de Totoro.


  Por un momento pensé en utilizar otras dos esquinas para hacer los brazos, aunque después cambié de idea y las hice con fondant.


 Cuando estuvo más o menos recortado con la forma más parecida a Totoro que pude hacer, corté cada bizcocho en dos capas que empapé en almibar y rellené de nocilla (como en Montaje de una tarta decorada). Lo cubrí con una crema de mantequilla con merengue suizo, con la que intenté redondear un poco la parte de la barriga.


 Y una primera capa de fondant, claro.


  Con una esponja (que utilizo sólo para repostería) intenté darle un poco del aspecto a pelo, o peluche que tiene Totoro, aunque que sólo lo apreció Paula.


  Y ahora la parte quizás más divertida, ir añadiendo detalles hasta conseguir a Totoro. La panza.


 El hocico, las marcas de la barriga, los ojos... Para los bigotes pensé en bañar unos espaguetis en chocolate, pero luego pensé que antes que eso, compraba unos Mikado que además le encantan a mi sobrino. Cuando estuvo listo, puse un palillo para marcar la posición de Mei.


  En verdad es una brocheta, que quedaba demasiado larga, así que marqué con un rotulador de tinta comestible por donde quedaba al ras de la panza de Totoro, lo saqué y puse comparé con la altura que necesitaba para Mei y así poder cortarlo a la altura adecuada.


  Y con un poco de cesped alrededor (más crema de mantequilla con merengue suizo, una gota de colorante y la boquilla 233 de Wilton) y alguna florecilla para que se pareciera un poco al jardín donde se conocen Totoro y Mei (en realidad el interior de un gigantesco alcanforero)
  Me quedé con las ganas de hacer más flores, hojas, mariposas y el otro dios o espíritu del bosque, porque son tres, el Gran Totoro (la tarta), Chū-Totoro (un Totoro mediano) qué si pude hacer en un momentito, pero me faltó Chibi-Totoro, un Totoro pequeño y de color blanco.


  Desde arriba.


  Ummm, no, la planta no conseguía el efecto del jardín, pero...


  Mei
 

  Primer plano de Mei. Paula es mi mejor crítico "Mamá, no tiene zapatos! Y sus coletas no son así! Y ese no es el color de su vestido!!!!"


  Y el corte


19 comentarios:

  1. Me parece increíble que no haya ni un comentario. Solo por el trabajo que lleva se merece un diez. Me hubiera gustado ver las caras de los comensales cuando la presentaste. No es dificil para nada hacerla, pero hay que tener tiempo, ganas y sobre todo idea de hacerla. Sé de muchos pasteleros que no las hacen por que les da vagueza realizarlas aparte de que hay que tener esa delicadeza para que queden así de bien.

    Una obra maestra sin lugar a dudas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias! Eres muy amable!!! Reconozco que la carita de mi niña (de 5 años) al verla terminada (¡Ohhhh, mamá!!! Está preciosaaaaa!!!!) no tiene precio y merece cualquier trabajo.

      Eliminar
  2. Yo es que no sé si sería capaz de meterle el cuchillo...
    Qué bonita. Cuántas horas te ha llevado en total? Jo... Preciosa...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Si te digo la verdad no he contado las horas, supongo que unas 2 horas para hacer la muñeca (a varios ratitos), otra más para hacer la masa de bizcocho y relleno. Y toda la mañana del sábado (4 o 5 horas más). Una trabajina, como diría mi madre.

      Eliminar
  3. He visto tartas bonitas, pero como las tuyas ninguna. Es alucinante el trabajo que haces, tienes unas manos que valen oro.
    Enhorabuena!

    lasrecetasdelamama.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. no me lo puedo creer, hace años que vi la peli, la tarta es una auténtica pasada, me quedo a seguirte que no me quiero perder nada, felíz día

    ResponderEliminar
  5. Oh que monaaaaaaaaaaaaaaa!! =^^=
    Tengo una amiga que tiene miles de Totoros, pero seguro que no se ha comido ninguno!
    No pienso enseñarle la foto de la tarta porque quiero hacerle una para su próximo cumple!!
    Me encanta, me encanta, es una preciosidad!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cuanto me alegro! A mi Santo le encantó, y contra todo pronóstico, no se esperaba nada!

      Eliminar
  6. ummm... TE HE DICHO YA QUE ME ENCANTA TU BLOG???? En serio, con esta tarta me he quedado loca del todo!!!!
    Sigue así artista!!

    ResponderEliminar
  7. Increíble, gracias por el paso a paso. Seguro que le encantó!

    ResponderEliminar
  8. Te ha quedado preciosaaaaaaaaaa, eres una artista. Tu peque tiene que estar la mar de encantada. Me daría una pena inmensa comerla.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Curiosamente a las niñas no les da ninguna pena comerse el azúcar... De hecho conseguí "indultar" a la figurita de Mei pero por los pelos no cae en las fauces de las nenas!!!

      Eliminar
  9. Me encanta! Te quedó chulísima, un abrazo!!

    Vanesa

    ResponderEliminar
  10. Qué tarta más chula!
    Si no has visto la peli entera, te la recomiendo para verla con las peques, a mi niña le gustaba de más peque, aunque creo que me gustaba más a mi!

    ResponderEliminar
  11. ¡¡Estás hecha una artista!! Todavía no he visto mi vecino Totoro, este fin de semana he visto "el castillo ambulante" y me ha encantado, me estoy desquitando con Miayazaki :D

    Me encanta la tarta, sobretodo la elección de la postura de los personajes, me parece súper tierno y ¡es bonita y distinta según los puntos de vista!

    Y me encanta el césped, aunque quisieras hacer más cosillas te ha quedado precioso. Y el corte también. ¡yo también quiero que me hagan una tarta tan especial! ;) ¡¡Menudas suertudas tus hijas!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Estoy segura de que te encantará la película, es pura poesía. También te recomiendo Ponyo en el Acantilado, igualmente preciosa. ¡Muchas gracias de nuevo!!

      Eliminar
  12. Me encanta es estupenda, me veo incapaz de hacer algo así! super dificil me parece!
    Has hecho un excelente trabajo :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Carolina! Eres muy amable, y me alegro mucho de que triunfaras con la Tarta Arcoiris!

      Eliminar

Me encantaría seguir aprendiendo con tus ideas y comentarios. Muchas gracias por participar!