miércoles, 23 de enero de 2019

Caldo de pollo

  Reconozco que antes de tener la olla lenta (crockpot) no me planteaba hacer caldos, simplemente no se me ocurría, pero después de consultar un sinfín de veces la página de Crockpotting (que es una maravilla) empecé a hacer algunas pruebas. En concreto me fijé en su receta de caldo de pollo, adaptada a los gustos de casa.


  El resultado es estupendo y lo utilizo para guisos y sopas.

Ingredientes:
  • Un cuarto trasero de pollo 
  • Un kilo de carcasa y espinazo de pollo (aproximadamente).
  • Un hueso blanco salado
  • Patata
  • Zanahoria


  He probado a ponerle un trozo de jamón o de hueso de jamón, pero el sabor era demasiado intenso para nuestro gusto. Tampoco tenía mucho éxito en las pruebas con más tipos de verduras (cebolla, pimiento...) así que he decidido quedarme en lo básico.

  La receta no tiene ningún misterio, se pelan las patatas y zanahorias y se pone todo en la olla lenta con suficiente agua para que cubra los ingredientes.


  Lo programé 12 horas en "baja". Lo único que hay que estar pendiente es cuando empieza a calentarse que hay que quitar la espuma con una espumadera.

  A las 12 horas, recogí el caldo pasándolo por un colador.


  Y después por un filtro de tela para eliminar cualquier rastro de impureza.


   Conviene probarlo y comprobar si está bien de sal, aunque prefiero que quede soso porque siempre se puede ajustar después.

  Para desgrasarlo lo dejé enfriar varias horas en la nevera, al sacarlo toda la grasa se queda en la parte superior y es muy sencillo retirarla con una cuchara.



  Lo suelo congelar y utilizar en los guisos como el cous-cous con secreto o el guiso de ternera


  Como es lógico toda la carne del pollo (del cuarto trasero y las mijitas de las carcasas) se aprovecha, por ejemplo para hacer unas buenas croquetas.


domingo, 13 de enero de 2019

Mermelada y Jalea de Membrillo

  Esta receta es el resultado de un experimento que he hecho gracias a una sugerencia de mi hermana y el resultado es estupendo. La hice en otoño, en plena temporada de membrillos y ahora que he vuelto a encontrarlos en el mercado me he animado a repetirla tomando buena nota para que no se me olvide. 


  La receta es prácticamente la del dulce de membrillo con manzana aunque cambia un poco el procedimiento al final, separando la fruta cocida del jugo. Al triturar la fruta queda una crema deliciosa, con el sabor del dulce de membrillo pero con consistencia de mermelada. Reconozco que no me lo esperaba y me sorprendió que no llegara a cuajarse del todo, pero no me disgusta en absoluto el cambio. Además con el jugo que suelta la fruta lo dejé reducir hasta conseguir una jalea de membrillo que queda deliciosa.

lunes, 31 de diciembre de 2018

Aprendiendo en 2018

¡Feliz Año Nuevo!
  
 A punto de terminar el año, me gustaría desearos un feliz y próspero año nuevo. Como de costumbre, un resumen de las recetas que he aprendido este año con el deseo que los gusten y podáis disfrutarlas.

sábado, 24 de noviembre de 2018

Pudding de Limón

  Encontré esta receta por casualidad aunque me temo que no soy capaz de dar la referencia exacta, lamentablemente el blog de Denikatessen no tiene acceso libre y no puedo copiar el enlace. Es una delicia, como todas las recetas de este blog (lamento muchísimo no poder consultarlo).


  Es muy sencillo de elaborar y al cocerse en el horno, la masa se separa por si sola en tres texturas diferentes (como el pastel inteligente), una capa de fino bizcocho, la parte central es suave como un sufflé y la superior queda como una crema de limón, recuerda al lemond curd, pero más delicada.

sábado, 10 de noviembre de 2018

Bizcocho de Almendras

  Hace poco me regalaron una bolsa de almendras deliciosas y decidí hacer un bizcocho con la receta de Quenyin, que sale espectacular. Hace mucho tiempo que hago esta receta que les encanta a mi Santo y mi Paula, aunque he cambiado el aceite por mantequilla porque les gusta más. 


  En esta ocasión aumenté las cantidades en un 50% porque quería llevarles un bizcochito a los compañeros que me habían regalado las almendras, pero pongo las cantidades originales en la receta que es lo que suelo hacer.