domingo, 14 de enero de 2018

Yogurt casero (con yogurtera)

  Tenía una yogurtera hace tiempo y no me explico porqué no he empezado a utilizarla antes. No hay nada más fácil que hacer un yogurt casero y el resultado es buenísimo. 


  He tenido que hacer varios intentos hasta que he encontrado la textura que me gusta y ha sido gracias a esta entrada de Velocidad cuchara, que explica con todo detalle cada paso de la receta y como influyen los distintos ingredientes en la textura del yogurt.


Ingredientes:
  • 1 litro de leche entera, fresca 
  • 1 yogurt natural.
  • 6 cucharadas de leche en polvo (opcional)
  • 12 cucharaditas de azúcar (opcional)


  No cabe duda que el secreto está en la leche. He probado con distintas marcas siempre con leche entera y fresca (o pasteurizada), la que se encuentra en las neveras del supermercado, y el sabor y la textura depende bastante de la marca. Tengo que confesar que no sé la marca de la que me gusta, la venden en una panadería cercana a casa, y lo único que sé es que es de una granja de por aquí.

  El azúcar es opcional pero a mi me gustan azucarados, le pongo dos cucharaditas por cada yogurt, pero por supuesto la cantidad es a gusto de cada uno. Hice varios intentos sin añadir la leche en polvo, pero no conseguía que esperan demasiado, estaba bueno de sabor pero bastante líquido.

  El proceso es muy sencillo en la Thermomix porque permite controlar perfectamente la temperatura y que no sobrepase de los 50º. A falta de Thermomix, se puede dejar la leche a temperatura ambiente o calentarla muy poco para que no pase de esa temperatura. 

  Se ponen todos los ingredientes en el vaso y se programa unos segundos a velocidad 3 para que se mezclen los ingredientes.


  Después se programan 5 minutos a 50º a velocidad 1. Y ya está. Se vierte el contendido en los vasos de la yogurtera procurando que queden todos igual de llenos.


  Yo lo tengo 14 horas en la yogurtera y luego los paso a la nevera. He leído que también se pueden hacer en el horno, la Crockpot o una toalla, en Velocidad Cuchara explican muy bien otros métodos. 


  El resultado me encanta, de sabor deliciosos y la textura perfecta.


  A veces le añado fruta o copos de maíz al servirlo, es lo que mis hijas me preparan para alguna merienda, un "postre especial"


    Tengo en mente probar algunas variaciones que contaré si quedan buenas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me encantaría seguir aprendiendo con tus ideas y comentarios. Muchas gracias por participar!