lunes, 17 de marzo de 2014

Bizcocho Básico con Miel

  Si me lo hubieran dicho hace unos años, lo habría negado rotundamente pero he descubierto que me encanta retocar y modificar recetas. Este pequeño cambio del bizcocho más básico que conozco lo hice pensando en mi suegro, que se cuida muchísimo pero que le encantan los bizcochos y de vez en cuando le hago alguno (aunque no muy amenudo para que no me riñan).


  La idea no tiene ningún misterio, sustituir parte del azúcar de la receta por miel, que aunque tiene un aporte calórico similar, tiene muchísimos más nutrientes. Además como este bizcocho no tiene nada de grasa se seca con facilidad pero la miel (como el azúcar invertido) hace que permanezca tierno y jugoso durante más tiempo.
Ingredientes:
  • 4 huevos a temperatura ambiente.
  • 120 gr de harina tamizada.
  • 80 gr de azúcar.
  • 40 gr de miel.
  • Ralladura y zumo de medio limón.

  En este primer experimento sustituí un tercio del azúcar por miel. También añadí la rayadura del limón en la masa porque pensé que quedaría bien con la miel. Tengo que comentar que apenas percibí el sabor de la miel, aunque si se nota en la textura del bizcocho.

  Encendemos el horno a 180º con calor arriba y abajo. Puse los huevos con el azúcar y la miel.


  
  Por un momento pensé que la miel podría empeorar el resultado al batir los huevos, pero no. Después de unos 10 minutos, se habían convertido en una espuma densa.


  Añadí la harina tamizada en un par de tandas, junto con la rayadura de limón y mezclé con cuidado, con movimientos envolventes para que no bajara la espuma.


  Se vierte en un molde engrasado, mejor si tiene un agujero en el centro.


  Y al horno, sobre la rejilla unos 25 minutos. Me encanta este bizcocho porque se hace en un santiamen. Pasados unos minutos se puede desmoldar sobre una rejilla para que termine de enfriarse.


  Cuando el bizcocho este completamente frío se puede añadir una glasa con el zumo de medio limón y un par de cucharadas de azúcar glas. Se mezcla hasta que se disuelva el azúcar y se vierte sobre el bizcocho.


  El resultado fue un bizcocho extraordinariamente tierno y muy jugoso, una delicia.
 
 Para más datos, trucos y consejos sobre bizcochos podéis consultar estas entradas:

12 comentarios:

  1. vaya molde mas chulo para el bizcocho. te ha quedado muy original. el toque de la miel en el bizcocho debe de ser una pasada. impresionante!!!

    ResponderEliminar
  2. Sale con una forma chulísima en ese molde y ese detalle azúcar es buena, siempre viene bien cuidarse.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Holaaa, que riquísimo tiene que estar con miel, no lo he probado y eso que tengo miel de la buena todo el año, ya me vale a mi también jajajjaja
    Y ese molde es precioso, a ver si nos lo enseñas.
    Un besooo

    ResponderEliminar
  4. Este bizcocho con miel tiene que ser una delicia que se te deshace en la boca...¡¡Qué rico!! Y en molde de bundt, con lo bonito que queda... =)
    Un besote!!

    ResponderEliminar
  5. qué pinta! muchas gracias por la receta! besis

    ResponderEliminar
  6. Que buena idea!!...yo a veces experimento.... Pero el resultado suele ser regular jejejejej. El tuyo ha sido muy bueno :)

    ResponderEliminar
  7. Oye, tiene muy buena pinta y una forma que me encanta

    ResponderEliminar
  8. Pues tu suegro estara encantado, por que te ha quedado un hermoso bizcocho que tiene que ser la delicia de todo el que tenga la suerte de poder probarlo. Mil besicos cielo

    ResponderEliminar
  9. ¡No sabéis la ilusión que me hace que os guste la receta! Y mi molde nuevo!!! Cuando me lo compré, tuve que escuchar un par de veces "¿pero no tenías uno igual?" que me dolieron como puñaladas en la espalda!

    ResponderEliminar
  10. Muy buena idea. Andaba buscando algo así. Gracias. Aunque os digo que si usáis miel pasteurizada, de la que puede encontrarse en cualquier supermercado, da lo mismo que se ponga miel o azucar (el pasteurizado hace que pierda todas sus propiedades naturales).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡OPPPS!!! Pues no sabes qué disgusto me das! Y yo que estaba tan contenta con el truco de sustituir parte del azúcar por miel!!!
      Muchísimas gracias por el dato, compraré miel "de verdad" a partir de ahora, saludos!

      Eliminar

Me encantaría seguir aprendiendo con tus ideas y comentarios. Muchas gracias por participar!