domingo, 14 de octubre de 2012

Tarta Mago Novato de Hogwarts

  Hace unos días fue el cumpleaños de mi sobrino Nacho, 11 años nada menos, pero la idea de su tarta la llevo rumiando desde el verano pasado. 
  Fue cuando pasamos unos días en Londres, y es que en todas las jugueterías estaban llenas de juguetes relacionados con Harry Potter y su mundo de magia (incluso nos pasamos por el Anden 9 y 3/4). Se podían comprar varitas mágicas, figuras de todos los personajes incluso un mapa del merodeador o la carta de ingreso a Hogwarts.
  Y por eso, como mi sobrino es un gran aficionado a estos libros, se me ocurrió que podría hacerle una tarta relacionada con su posible entrada en Hogwarts. 

  Pocos días antes de su cumpleaños vi una tarta muy simpática en Facebook, era del blog My Cake School y explica paso a paso cómo hacer una tarta para Halloween, pero yo la adapté a la idea que tenía para mi sobrino.


  La tarta consistía en un Angel Food Cake recubierto de nata montada (no digo más, a buen entendedor pocas palabras bastan). 

  Se me ocurrió esta combinación porque también hice un Tocino de Cielo (uno de los postres favoritos de Nacho) y para aprovechar las claras y conseguir un bizcocho bien alto la idea del Angel Food Cake me pareció estupenda. ¡Al resto de la familia también les gustó la idea!

  La idea de My Cake School es hacer la escoba, piernas y sombrero de la brujita (o mago) con fondant y el resto con glasa real. Yo lo hice todo con fondant con un poco de CMC, un par de días antes para que se endurecieran las piezas.

  Intenté hacer el palo de la escoba con pasta de goma y la pistola con la salida circular.



  Le di un toque de color con un pincelito y colorante marrón.



  Pero después de un par de días no se había endurecido lo suficiente para "pincharlo" en la tarta, así que lo cambié por un Mikado. Para disfrazarlo de escoba, cogí un pedazo rectangular de fondant. Hice cortes el todo el lateral y enrollé el mikado con un poco de pegamento comestible.



  La carta de Hogwarts también la hice un par de días antes. Extendí un trozo de fondant de color pergamino (una gotita de colorante dorado Americolor), lo corté con los laterales un poco curvos.



  Las letras las hice con un pincel y una gotita de colorante verde (las cartas de Harry estaban escritas en color verde esmeralda). Copié literalmente la carta de Harry, aunque poniendo como destinatario "Nacho".



  Lo que más me gustó fue hacer la bufanda, con los colores de Gryffindor por supuesto. Aunque había visto en muchas tartas el fondant con lunares o rayas, nunca he visto un tutorial o una forma de hacerlas, así que extendí un trozo de fondant rojo:



  Le puse tiras de fondant amarillo uniformemente espaciadas (más o menos).



  Pasé el rodillo y ¡si! se quedó exactamente como yo quería!!!



  Quizás sea una trivialidad que todo el mundo controla, pero yo no lo había hecho nunca y me encantó el resultado. 



  Con un par de tiras, las dejé secar sobre una superficie curva y ya estaba la bufanda de Gryffindor. Para las piernas, dejé secar un churro gordito en forma de L.



  Para la túnica corté un trozo de fondant en forma de trapecio y lo dejé secar sobre un trozo de papel de cocina arrugado. El gorro lo hice con el mismo fondant negro, dándole forma de cono y torciendo un poco la punta.



  Y una vez secas las piezas, a montar la tarta. Lo hice en el últimisimo minuto, ya que la cobertura era de nata montada (a Nacho no le gusta mucho el fondant) y las piezas podían caerse y mojarse. De hecho se mojaron y se cayeron al cabo de un rato. Empecé con la escoba.



  Luego piernas y túnica.



  Y la bufanda y sombrero (el sombrero llevaba un palillo por dentro para que se sujetara). Con los pies y los brazos.



  Y la carta de Hogwarts, claro.



  ¡Creo que Nacho no se esperaba una tarta así!



9 comentarios:

  1. Que maravilla y que bien explicadito todo. en este caso es suficiente ver la cara de Nacho para saber que su tarta le encantó (aunque seguro que se quedó con ganas de que la carta de la escuela de Harry fuese real jajaja). Besicos.

    ResponderEliminar
  2. Estupendísima explicación! Una tarta muy original. Y la foto de los niños, no tiene precio!
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Holaaaaaaaaaaa! tienes un regalo en mi blog
    http://natscakesandcookies.blogspot.com.es/2012/10/premio-dardos.html

    ResponderEliminar
  4. Muchisimas gracias Aprendiz de repostera, por la tarta, te quedó increible.




    Tu sobrino Nacho.

    ResponderEliminar
  5. Una tarta muy original y divertida. Lo mejor que le encantara al cumpleañero, eso no tiene precio.

    ResponderEliminar
  6. Te ha quedado espectacular. Es un auténtico regalazo. El paso a paso muy clarificador. Un besazo.
    Juan Carlos

    ResponderEliminar
  7. Hola!

    Antes de nada felicidades por tu blog, me ha encantado y ya tienes una nueva seguidora.
    He comprobado que tu blog cumple con los requisitos del CÓDIGO DE COCINA HONRADA.

    Es una distinción que en resumen indica que tus recetas son originales y honestas, nada de copias de otros blogs ni publicidad engañosa.

    AQUI PUEDES VER EL LISTADO DE BLGOS QUE YA LO TIENEN:

    http://www.cocina-casera.com/2011/12/codigo-de-cocina-honrada-para-blogs.html

    Si estas interesada, no olvides hacerme saber que los has insertado escribiendome a
    info@cocina-casera.com con el nombre y dirección de tu blog para UNIRTE AL LISTADO.

    Gracias por hacer una cocina honesta y original.

    Saludos de Cocina Casera

    ResponderEliminar

Me encantaría seguir aprendiendo con tus ideas y comentarios. Muchas gracias por participar!