miércoles, 14 de marzo de 2012

Tarta de Chocolate y Caramelo Salado

  Esta tarta seguro que es un éxito en cualquier circunstancia. Bastante sencilla de realizar y una combinación excelente de sabores. La vi en La Receta de la Felicidad, aunque yo tuve que hacer un par de adaptaciones menores. 



  Consiste en una base de masa quebrada o de galleta triturada, con una capa de caramelo salado y una deliciosa ganaché de chocolate. Para terminar semejante delicia (o bomba, según se mire), SandeeA sugiere adornarla con nata montada, aunque yo lo cambié por merengue suizo que también quedó muy bien.
  Mientras la hacía, me recordó mucho a la Tarta Grand Cru, ya que es prácticamente igual, aunque en esta se añade el toque de caramelo que combina muy bien. 

Ingredientes
Para la base:
  • 350 gr de galletas (yo puse Chiquilin, aunque las que son tipo Digestive también le vendrían muy bien).
  • 170 gr. de mantequilla.
Para el caramelo
  • 85 gr de azúcar. 
  • 85 gr de nata.
  • Una cucharadita de mantequilla.
  • Un pellizco de sal.
Para la ganaché de chocolate
  • 515 ml de nata
  • 350 gr. de chocolate negro.
  • Media lata de dulce de leche (improvisación de último momento y por eso no está en la foto).
Para el merengue suizo
  • 100 gr de claras de huevo
  • 200 gr. de azúcar.

  En la receta de SandeeA explica cómo hacer una masa quebrada para la base, pero yo no tenía mucho tiempo y la base de galleta tiene mucho éxito en casa. 
  Además las cantidades para la salsa de caramelo no eran exactamente las mismas, eran 70 ml de nata, pero como las tazas de medir tienen 85 ml pues aumenté ligeramente la cantidad de nata y azúcar. También aumenté la cantidad de nata en la ganaché, para gastar los 3 paquetes de 200 ml. 

  Para empezar trituramos las galletas, a ser posible con una trituradora o Thermomix, pero también se pueden meter en una bolsa de congelación y darle con el rodillo hasta que queden bien machacadas. Mientras, vamos derritiendo la mantequilla en el microondas.


  Se mezclan hasta obtener una masa homogénea.


  Y se extiende sobre un molde desmoldable. A mí se me olvidó forrarlo con papel vegetal (o de hornear) y luego lo eché en falta. Hay que apretar bien la masa de galleta para que quede firme y luego no se desmorone.


  Se mete en el congelador mientras hacemos la salsa de caramelo. 
 Ponemos el azúcar en un cazo. Aunque parezca poca cantidad de azúcar, yo recomendaría un cazo alto (porque al añadir la nata burbujea mucho) y de base grande, y es que al poner el azúcar en el fuego no debe removerse y si el cazo es de base grande el azúcar forma una capa más fina y se carameliza mejor.

 Yo no sabía que no se debe remover el azúcar, pero recientemente he leído este consejo en varios blogs, y ha sido en el de Dulces Bocados donde he visto el porqué: si se remueve, se forman cristales que quedarán como granos de caramelo duro.


  Reconozco que me resultó muy complicado dejar el cazo quieto, porque veía cómo se iba caramelizando por los bordes, y el centro se quedaba igual.


  Al final fui cambiando el cazo de posición, para ayudar a que el calor se distribuyera mejor. Según la receta de SandeeA son 2 o 3 minutos lo que tarda en caramelizarse, aunque yo lo tuve un poco más. 
  En cuanto esté (y cuidado que pasa rápidamente de un caramelo dorado a un caramelo quemado), se quita del fuego y rápidamente se añaden la nata, mantequilla y sal que teníamos preparadas. En la Tarta de Caramelo de Dulces Bocados, comenta que para que la nata no salpique mucho, se puede calentar un poco. Yo la puse a temperatura ambiente y aún así es bastante escandaloso.




  Hay que remover rápidamente, para que se haga una salsa homogénea. A mí se me quedó un pegote de caramelo pegado a la cuchara que no fui capaz de disolver. No sé si iba toda la sal en ese pegote, pero cuando me lo comí (porque me lo comí) me pareció tremendamente salado y ya me temía que había hecho algo mal. Sin embargo, en el conjunto de la tarta el caramelo no resulta salado.




  Se vierte sobre la base de galleta. No tenía muy claro si el caramelo se quedaría durito como un fudge o no, pero por si acaso al verterlo moví el molde para que cubriera parte de los laterales y que le diera algo de firmeza a la galleta. Al final queda como una salsa muy espesa.




  Mientras hacía la ganache la guardé en la nevera. La ganaché consiste en calentar la nata y cuando empieza a hervir se retira del fuego y se añaden el chocolate troceado. Se remueve hasta que se disuelva. Yo, como siempre, se lo pedí a la Thermomix.
  Al sacar la tarta de la nevera me encontré un bote de dulce de leche que tenía un poco abandonado. Lo compré para rellenar tartas, pero es más bien una salsa espesa (en vez de una crema como en otras marcas) y no vale para relleno. En cualquier caso empezó a llamarme a gritos y decidí sobre la marcha que le vendría de perlas a esta tarta.




  Lo que hice fue poner como la mitad de la ganaché en la base de la tarta.




  Le añadí el dulce de leche a pegotones (tal cual iba cayendo de la lata).




  Ahora mi intención era hacer un par de círculos con un cuchillo para mezclar ligeramente las dos cosas, pero entre que la ganache estaba caliente todavía y que el dulce de leche es muy clarito, se disolvió y no se notó la mezcla (a la vista, el sabor era delicioso). Lo cubrí con el resto de la ganache.




  Para la próxima vez, haré una ganache más espesa (con más chocolate, por lo menos 400 o 450 gr) porque con el dulce de leche quedó demasiado líquida y aunque la tarta estaba deliciosa, el relleno de chocolate se expandía un poco. Y creo que la idea del dulce de leche le venía muy bien, pero habría que hacerlo cuando la ganache se haya enfriado un poco. 


  Hay que dejarlo reposar toda la noche (o al menos varias horas) en la nevera.
 Al día siguiente se adorna para servirlo. Se puede montar un poco de nata, aunque yo me decidí por merengue suizo porque mi padre no puede comer chocolate. 
  Ya sé que no parece haber relación, pero todo se explica: le hice a mi padre una mini tarta muy parecida, con la misma base de galleta pero rellena con Lemond Curd (el que me sobró del Arroz con leche), y para este tipo de tarta de limón, me parece que lo suyo es merengue y ya puestos, adornaba las dos tartas con lo mismo.




  El merengue suizo es muy denso y pegajoso, pero queda estupendamente para adornar porque forma unos picos geniales y además no se baja.




  Con un poco de cacao espolvoreado por encima (o adornos de azúcar para la minitarta de limón) están terminadas.


11 comentarios:

  1. Je suis enchanter avec cette délice, mon Dieux quelle belle est délicieuse gourmandise, bravo digne d'une vitrine!

    ResponderEliminar
  2. Me encanta este tipo de elaboraciones. A mi las bases de galletas me gusta hacerlas con digestivas de avena y chocolate, qno uedan bueníiisimas. La combinación muy rica, la decoración y exposición no son menos. Por cierto, me gusta su salpimentero, es chulísimo. Besotes.

    ResponderEliminar
  3. Qué bonitas las dos, el merengue es una cosa que me vuelve loca. Menuda "bomba" de infarto, jeje. Besos!

    ResponderEliminar
  4. Que rica! Y la mezcla de chocolate con caramelo y merengue... tiene que estar deliciosa

    ResponderEliminar
  5. Tiene una pinta espectacular, tengo que probar lo del caramelo salado que seguro está deliciosa. Te ha quedado monísima con el merengue.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Tiene un aspecto delicioso y me encanta la idea de añadirle dulce de leche. De hecho, esta tarta ya está en mi lista de pendientes. Un besazo.
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  7. Deliciosa se ve la tarta y muy bien explicada

    ResponderEliminar
  8. Este fin de semana voy a hacer unas mini-tataletas, a lo mejor me lanzo y hago una así ;)

    ResponderEliminar
  9. ¡Muchas gracias! La idea de las tartaletas es muy buena, seguro que quedan estupendamente.

    ResponderEliminar
  10. Qué tarta más rica!!! Yo también la preparé hace unas semanas y seguro que la repetiré. Está de escándalo!!!
    Besitos, con tu permiso me quedo por tu blog a dar una vuelta....

    ResponderEliminar
  11. Que rico Natalia! Me la guardo en favoritos porque la haré segurooooo!
    Besotes!
    Eva

    ResponderEliminar

Me encantaría seguir aprendiendo con tus ideas y comentarios. Muchas gracias por participar!