viernes, 9 de marzo de 2012

Brownie de After Eight

  Tenía muchísimas ganas de hacer este brownie desde que Su lo publicó el "Día del Brownie", pero he esperado con paciencia al cumpleaños de mi sobrino que es muy aficionado a estas chocolatinas, de hecho creo que somos de los pocos que disfrutamos esta combinación en casa. 


  El brownie es sencillamente delicioso, lleva dentro de la masa las chocolatinas de AfterEight que se funden en el horneado con la masa, dejando un aroma delicioso a menta con chocolate. 

Ingredientes:
  • 200 gr. de chocolate fondant.
  • 100 gr. de mantequilla.
  • 3 huevos
  • 100 gr. de azúcar moreno.
  • 75 gr. de frutos secos como nueces o avellanas (yo no los puse, porque no tenía).
  • 75 gr. de harina.
  • Una cucharada de levadura en polvo.
  • Un paquete de chocolatinas After Eight.
  • Azúcar glas para adornar.


  La masa se hace en un momento, al menos en teoría, porque yo tuve un par de imprevistos, así que lo primero es encender el horno a 180º para que se vaya calentando (este fue uno de los imprevistos, se me olvidó y estuve batiendo como 10 minutos de más hasta que se calentara). También podemos tener preparado un molde cuadrado o rectangular, yo utilicé uno de silicona de unos 20 cm por 25 cm. Para moldes metálicos habría que engrasarlos o mejor aún, forrarlos con papel vegetal. 


  Hay que fundir el chocolate y la mantequilla, puede hacerse al baño maría, aunque a mí me resulta más cómodo el microondas, a potencia media-baja y removiendo cada medio minuto. Normalmente pongo el chocolate troceado y cuando ya está fundido añado la mantequilla también en trozos pequeños, que se funde en seguida al calorcito del chocolate y así se entibia un poco la mezcla.




  Mientras se funde el chocolate podemos ir batiendo los huevos con el azúcar. Su recomienda batirlos durante 2 minutos (tiempo suficiente para que queden esponjosos), pero como se me había pasado encender el horno, no quise parar la KitchenAid para que no se bajaran, así que los tuve como 10 minutos. 




  Este sería el momento de añadir los frutos secos troceados, pero como no tenía, pasé al siguiente paso que es añadir la mezcla de chocolate y mantequilla. Se remueve con cuidado, yo quité las varillas y lo hice "a mano" con movimientos circulares.




  Se añade la harina tamizada con la levadura. En realidad es muy poca harina, y se mezcla en seguida con la masa, pero conviene tener en cuenta que no hay que mezclar mucho, lo justo para integrar la harina en la masa.




  En este momento, justo cuando iba a poner la masa en el molde, surgió mi segundo imprevisto: la nena se despertó de la siesta con un ataque de tos y entre las nanas, el "sana-sana, la tos se irá mañana" y demás historias, no conseguí que volviera a dormirse y además pasaron al menos 15 minutos que le sentaron fatal a mi masa. 
  Cuando pude volver a echarle cuenta, se notaba que se había venido un poco abajo, y supongo que afectaría a la esponjosidad o textura del bizcocho, claro que entre mi nena y un brownie, gana la nena.


  En fin, se pone la mitad de la masa en el molde y por encima las chocolatinas After Eight. Su recomienda tenerlas un rato en el congelador para que se puedan colocar sin problemas y la verdad es que me vino muy bien porque en mi cocina empieza a notarse el calor.




  Se pone el resto de la masa con cuidado por encima.




  Tiene que estar entre 22 y 25 minutos en el horno, y como la masa de los brownies tiene que estar blandita por dentro, conviene no pasarse. Yo lo tuve 25 minutos exactos porque sé que a mi sobrino no le gustan ni las cookies ni los bizcochos demasiado blandos.




  Hay que desmoldarlo rápidamente, aunque no es fácil porque está muy blandito y la superficie se resquebraja. Se deja sobre una rejilla para que se enfríe del todo.




  Una recomendación muy sencilla, de estas que dices "¡cómo no se me había ocurrido nunca?" es cortar medio centímetro de los bordes para que quede más bonito, y realmente queda mucho mejor. Vale, y también puedes aprovechar para catarlo, no vaya a ser que nos haya quedado malo...




  Con un poco de azúcar glas por encima, está terminado. Me ha encantado esta combinación y se la recomiendo a todos los aficionados al AfterEight.



9 comentarios:

  1. Mmmmm... qué pinta de brownie, tengo unas ganas de hacer uno! Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Pablo sólo me ha dejado probarla. Cuando se ha dado cuenta de que menguaba me ha dicho que es sólo para él, que es SU tarta.... será posible!!!!!...Buenísima, el toquecito de menta queda genial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Vaya por Dios! Si es necesario la repito cuando queráis!!!

      Eliminar
  3. ¡¡Es un macro after eight!! Genial!!

    ResponderEliminar
  4. Pues la espera ha merecido la pena porque te ha quedado de 10. Besitos.
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  5. Ummm tiene que estar demasiado bueno!!! me encanta la idea!

    ResponderEliminar
  6. se ve delicioso, pero si quisiera ponle otro chocolate, cual me recomiendas, gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anny!
      Para la masa del bizcocho puedes ponerle cualquier chocolate (mejor chocolate negro, aunque no e obligatorio), el que más me gusta es la cobertura de chocolate de valor, pero también tengo normalmente chocolate nestle postres.
      Para las chocolatinas que se ponen entre la masa, supongo que también se podrán sustituir por cualquier otra (o simplemente eliminar, si no te gusta el toque de menta). Al hornearse se funden con la masa y no se notan en el bizcocho, pero dejan un toque a menta.

      Eliminar

Me encantaría seguir aprendiendo con tus ideas y comentarios. Muchas gracias por participar!