viernes, 17 de julio de 2015

Tarta Peppa Pig

  Hace unos días celebramos el cumpleaños de mi sobrinita, la más pequeña de la familia que cumplía dos añitos. Como tantos niños de su edad, le encantan los personajes de Peppa Pig y ese fue el motivo de su tarta.


  He visto un sinfín de tartas de Peppa Pig, de todos los estilos y formatos que han sido una extraordinaria fuente de inspiración. De hecho, estoy aficionándome a dejar copia de las tartas que me gustan en un tablero de Pinterest para tenerlas siempre a mano. 

  Tuve grandes dudas cuando empecé con las figuras porque parecía lógico intentar hacerlas con volumen y redondeadas, como si fueran muñecos. Sin embargo, creo que con este tipo de dibujos, que son completamente planos, quedan mejor las figuras "planas" aunque sean en relieve, así que las hice en un formato plano-pero-en-relieve. 


  La tarta eran dos bizcochos cuatro cuartos rellenos y cubiertos con ganache de chocolate.

  Para la masa del bizcocho pesé 5 huevos XL que llegaron a los 350 gr. El resto de ingredientes son azúcar, mantequilla y harina (tamizada con una cucharada de levadura en polvo) en la misma proporción, es decir 350 gr de cada uno. También le puse una buena cucharada de pasta de vainilla y lo horneé en dos moldes de 18 cm.



  Los corté en varias capas que cale con almibar (100 gr de agua y 100 gr de azúcar, calentar hasta que se disuelva) y rellené con la ganache de chocolate.



  Como hace mucho calor, hice una ganache de chocolate con más proporción de chocolate. Normalmente utilizo el mismo peso de nata (35% de materia grasa) que de chocolate negro, pero esta vez utilicé 400 ml de nata y 600 de chocolate con la esperanza de que fuera suficientemente firme.



 Bueno, recién sacada de la nevera estaba perfecta pero al poco rato la ganache se reblandecía y si uno se fija bien en las fotos de la tarta ya terminada, se notaba los "michelines" de las capas de ganache.



  Todos los detalles para el montaje de la tarta se pueden consultar en esta entrada. Quedó una tarta muy alta, de casi 14 cm. Pero lo más vistoso es la decoración y las figuras.

  Hice los cuerpos de cada figura con una bolita de fondant, cada una de distinto tamaño. Hay que fijarse e intentar mantener las proporciones de las figuras, si no el resultado no queda tan bien. Para eso se pueden imprimir imágenes que sirvan como guía y que ayudan a mantener el tamaño correcto y proporción de los dibujos. Yo hago muchas cosas a ojo, pero siempre tengo a mano como una herramienta más, la tablet para poder consultar las imágenes.



  Empecé con el cuerpo de Peppa, con una bolita bien amasada.



  Se hace rodar con las manos para alargar un poco la bolita.



  Y se presiona uno de los extremos para que quede con forma de trapecio. También la aplasté un poco para que quedara más "plana".



  Antes de que se endurezca, la atravieso con un palillo con el que se sujetará a la tarta y que también sirve para sostener la cabeza.



  Para la cabeza se hace otra bolita de fondant rosa muy claro, que aplané ligeramente. Lo que me resultó más cómodo para darle la forma del hocico fue presionar con una esteca redondeada y luego alisar con los dedos.




  Hay que tener en cuenta que las cabezas de estos dibujos son muy raras, y el hocico les sale de la frente... pero a los niños les gusta, es lo que importa.



  El resto de los cuerpos de los demás personajes se hacen de manera muy similar, cada uno con sus particularidades.



  Y como siempre, es importante procurar mantener las proporciones no sólo de cada figura, sino de todas las figuras entre si.




  Las figuras hay que dejarlas secar para que se mantengan bien sobre la tarta.



  Mientras se secaban las figuras, hice la tarta de la celebración. Realmente es muy sencilla de hacer con un par de cortadores redondos, o boquilla.




  Las capas blancas que van por encima se pueden estirar un poco para que parezca la nata que gotea.



  Y con minúsculas bolitas rojas, se pueden simular cerezas o fresas, o simplemente darle un toque de color.



  Para la manta de la merienda, se pueden utilizar texturizadores, pero hay una herramienta estupenda que marca los cuadrados y con distintos dibujos para cada cuadrado.





  Las piernas de los personajes son muy finitas. Las puse sobre la manta antes de colocar los cuerpos a ver cómo quedaban y si tenía sitio para todos.



 Los detalles de las cabezas los hice con churritos muy finos de fondant, imitando las líneas de los dibujos. 




  Los brazos también son muy finos, apenas pude separa los dedos de lo pequeños que son.



  Antes de colocar las orejas hice dos pequeños agujeros con un palillo para que quedaran más estable. Las orejas se hacen con una lagrima pequeña.


 Se le puede dar forma a la oreja con una esteca de bolillo.



 El lateral lo decoré con la casa de Peppa intentando imitar los dibujos de la serie. 


Utilicé una cuerda para medir el lateral de la tarta y que las montañas cubrieran todo el lateral
  Para la casita, tejado y no sé si alguna cosa más, utilicé un juego de cortadores de formas geométricas que me ha resultado muy útil.



  Para los últimos detalles hice unos globos que no pueden faltar en una fiesta. No tiene ninguna complicación, pero pongo algunas fotografías para mostraros cómo los hice.







  Estoy muy contenta con el resultado, sobre todo porque la peque se quería lanzar a coger las figuras pensando que eran juguetes.





  Y además estaba muy buena!






7 comentarios:

  1. Que tarta mas bonita!! ya imagino la cara de tu sobrinita,
    te quedo genial, los modelados me encantan.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. ¡Estupenda receta! Fácil de elaborar con un resultado sorprendente. Gracias por compartirla.
    http://www.mascasaonline.com

    ResponderEliminar
  3. Pedazo de tarta!
    Un trabajo excelente, enhorabuena!

    ResponderEliminar

Me encantaría seguir aprendiendo con tus ideas y comentarios. Muchas gracias por participar!