miércoles, 28 de diciembre de 2011

Gelatina Marmolada

  Tengo que confesarlo: no me llevo demasiado bien con la gelatina. Primero porque no es de mis postres favoritos y segundo porque las pocas veces que he intentado hacerla, o no se me cuaja o me da la impresión de que no se va a cuajar y por eso no confío mucho en ella.
  Pero cuando vi la receta de The Food Librarian del Bundt de gelatina me pareció una idea muy curiosa así que me animé a hacerlo... y no me salió. La parte de los bloques de colores quedó bien, pero la leche no se cuajó.

  Menos mal que hace poco SandeeA de La receta de la Felicidad, adaptó la receta para preparar una gelatina de Navidad, y lo primero que pensé al verla fue "Estupendo, ya tengo las proporciones correctas para que se cuaje!" Agradezco mucho a SandeeA sus mensajes para animarme a intentarlo de nuevo. Y este es el resultado del segundo intento.




  La idea es muy sencilla: son pequeños bloques de gelatina de colores a la que se añade leche condesada (también con gelatina) para que haga contraste con los colores y, a pesar de llevar leche condesada (contra todo pronostico) no queda empalagoso en absoluto. 


  Al cortarlo queda muy bonito.


  


Ingredientes
  • Gelatina de colores (yo utilicé un sobre de frambuesa, un sobre de limón y un sobre de naranja).
  • 12 láminas de gelatina neutra (yo sólo tenía 7 láminas así que añadí un sobre de gelatina en polvo).
  • Un bote de leche condensada de 740 gr.
  • Medio vaso de agua.


  Como es lógico, los sobre de gelatina de colores pueden ser del color-sabor que más os gusten. De hecho, yo utilicé el de frambuesa porque mi hermana me comentó que el color quedaba más rojo que el de fresa. Y siguiendo una sugerencia de SandeeA le puse una gotita de colorante verde al de limón porque me gustaba más el color verde que amarillo. 


  Empezamos con las gelatinas de colores. Según las instrucciones del paquete, para cada sobre se necesita 250 ml de agua caliente y otros 250 ml de agua fría, pero yo sólo puse 150 ml de agua fría porque como ya os decía, no me fío de la gelatina y siempre le quito parte de agua.
  Se calientan los 250 ml de agua, se le añade el sobre de gelatina y cuando esté disuelta se le añade el agua fría. Se deja en un recipiente para que se enfríe en la nevera. No tenía recipientes lo suficientemente amplios para que no quedara demasiado alto, así que utilicé dos pequeños para cada color.




  Hay que dejarlos varias horas en la nevera (al menos 4). Es curioso que en el primer intento utilicé un recipiente con tapadera y cuando todos los otros colores ya estaban cuajados, ese se quedó medio líquido.
  Cuando estén cuajados se cortan en pequeños cubos. Yo hice los cortes paralelos directamente en el molde y así se sacan los trocitos más fácilmente. 




  Se ponen los bloques de gelatina en un molde engrasado con un poco de aceite (yo utilicé el spray desmoldante que va muy bien). En los moldes de NordicWare queda muy bonito, pero se puede utilizar cualquier molde, por ejemplo en una fuente rectangular y se presenta la gelatina cortada en cuadrados como en esta receta de The Food Librarian.




  Empezamos con la leche condensada, que es la que me falló en el primer intento. No sé si entendí mal la receta de The Food Librarian, pero lo que hice la primera vez fue calentar la leche condensada y entonces añadirle la gelatina en polvo (le puse dos sobres). No me gustó cómo quedó porque la leche se empezó a tostar y al añadirle la gelatina quedó como con grumos. Se la añadí a los trocitos de gelatinas de colores y al estar caliente, algunos se medio disolvieron. Y después de toda la noche en la nevera, seguía líquida y con grumos. 
  Para el segundo intento utilicé gelatina en láminas y en polvo. Las 7 hojas de gelatina las dejé en agua para que se hidrataran. 




  Calenté medio vaso de agua y añadí el sobre de gelatina en polvo y las láminas ya hidratadas. Remover hasta que se disuelvan.




  Se le añade el bote de leche condensada y se remueve.


La foto está movida porque no quería dejar de remover la gelatina... si es que le tengo un miedito...
  Al estar la leche condensada a temperatura ambiente, la mezcla se enfría lo suficiente para que, al verterla sobre los cubos de gelatina, no se derritan.




  Se deja enfriar en la nevera varias horas, aunque es mejor dejarla una noche entera. Al día siguiente se desmolda con cuidado.




  Reconozco que al llevar tanta leche condensada, me temía que quedara demasiado dulce, pero el resultado me pareció bastante bueno (que conste que la gelatina no es mi primera opción de postre). 


  Tengo que averiguar la manera de dejar los trocitos de colores mejor distribuidos para que no me queden "zonas" de color como se ve en la foto de abajo (supongo que bastará pasar una cuchara con cuidado para que se distribuya mejor la leche), pero aún así estoy contenta con el resultado.




  Aunque como no me fiaba un pelo de la gelatina, aquél día preparé dos postres, el Flan de turrón (que también me había fallado en otra ocasión) y la gelatina por si acaso me fallaban uno o los dos....


10 comentarios:

  1. Preciosa!!! A ver si me animo con la gelatina y hago algo. Te ha quedado genial, muy bonita y llevando leche condensada tuvo que estar buenísima!
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Pues no queda tan empalagosa como puede parecer, porque la gelatina le daba un punto de frescor. Yo para tartas de niños la veo genial.

    ResponderEliminar
  3. woww te quedo de 10 la presentacion!!
    te dejo mi blog si quieres pasar
    http://dulce-pasteleria.blogspot.com/
    saludos y felices fiestas!!!!

    ResponderEliminar
  4. Queda precioso!!! tu le llamas experimentos y yo "inventos", jajaja. Me encanta, no lo habia visto hasta ahora.. Besos guapa y Feliz Año Nuevo.

    ResponderEliminar
  5. Pues para no llevarte bien con la gelatina menudo postre has preparado,una verdadera preciodidad,y seguro que delicioso.Un besazo
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  6. Yo soy de los tuyos, no me fio nada de la gelatina!! nunca me sale bien, voy a volver a intentarlo con esta receta, pero si no me sale, abandono!!

    Os dejo mi blog, que empezaré esta semana, si me da tiempo http://comiendofideos.ohlog.com/

    ResponderEliminar
  7. me encanta la receta!!!te quedo preciosa!!!!!seguire tus nuevas entradas..te dejo el link de mi blog que acabo de abrir hace poquito,,bss
    http://algodondeazucar26.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  8. He visto la Receta de la Felicidad y me he venido a ver la tuya. Felicidades te ha salido perfecta. Ahora a ver como me sale a mí!!! jijijiji

    ResponderEliminar
  9. Aquí en México esa gelatina es clásica, de hecho en el centro se usa casi obligatoriamente en las celebraciones de cumpleaños para acompañar el pastel. Y en la calle es común ver a personas que por la mañana vendan flanes y gelatinas individuales en pequeños exhibidores que llevan en la mano. Te ha quedado linda!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué interesante! Gracias por comentarlo Crystal! Saludos

      Eliminar

Me encantaría seguir aprendiendo con tus ideas y comentarios. Muchas gracias por participar!