sábado, 19 de julio de 2014

Tarta Simba, El Rey León

  Una vez más, nos hemos despedido de unos días estupendos en el Proyecto Búho. Las niñas han ido encantadas y como siempre, ha sido una tranquilidad dejarla en manos de estupendos profesionales que tienen toda mi confianza. 

  Como esta semana han trabajado el proyecto de Music Hall, en cada clase han ensayado un musical que representaron el último día y para despedirnos, hemos llevado un desayuno para compartir con todos los niños y monitores.   En la clase de Andrea han representado El rey león, y ella eligió la imagen que más le gustó sobre la película de Disney.


  No sé porqué no hago más tartas decoradas con la técnica de puzzle, porque el resultado es muy bueno y la relación entre resultado-tiempo invertido es muy buena. En comparación con la primera que hice, de Dora, creo que he mejorado bastante la técnica y no es porque lo hiciera mal la primera vez, simplemente creo que iba con mucho miedo.


  Por elección de la interesada, la tarta es un bizcocho madeira spoge cake de chocolate sencillo de 4 huevos, bañado con almibar y cubierto con ganache de chocolate como en montaje de una tarta decorada. Como utilicé un molde de 22 cm de diámetro, quedó un bizcocho de unos 3 o 4 dedos de alto, muy fácil de cubrir con fondant y es que lo que me interesaba es que la superficie de la base de la tarta fuera bastante grande.

Ingredientes y Herramientas:
  Esta vez sólo imprimí una imagen y la utilicé para todas las piezas sin necesidad de recortarla, lo que hace la tarea bastante más sencilla. 

  Hay que fijarse atentamente en el dibujo e identificar las distintas piezas o "capas", fijándose bien cuales van primero y cuales son las últimas. No es que sea muy difícil, en mi caso lo primero es la parte interior de las orejas. 


  Para no tener que cortar todas las piezas lo que he hecho es poner la imagen sobre el fondant extendido y marcar el borde con una herramienta con un extremo en punta, como si repasara el borde con un bolígrafo. Al hacerlo sobre la imagen también se marca el fondant.


  Después se corta con la cuchilla y para redondear el borde me pongo un poco de grasa vegetal en la yema del dedo y presiono ligeramente. 


  En la siguiente fotografía he redondeado uno de los lados y el otro no, aunque no sé si se aprecia la diferencia.


  Para no poner otra capa de fondant, le di con un poco de colorante en polvo de color negro para marcar la sombra. Se lo puse en la pieza, antes de ponerla en la tarta para que no manchara por accidente la superficie de la tarta.


  Reconozco que al principio me eché a temblar porque quedaba muy negro, pero lo difuminé un poco con un poco de papel de cocina y el efecto en la tarta entera quedaba bien. 
  Para saber en qué sitio tenía que colocar las orejas, puse la imagen sobre la tarta y marqué con suavidad uno de los lados, el que se taparía después con el resto de la oreja. 


  En cualquier caso sólo las coloqué en su sitio, sin pegarlas todavía por si tenia que ajustar la posición.

  La siguiente pieza es prácticamente toda la imagen. En la tarta de Dora aprendí que aunque vayan piezas encima es mejor hacer una base completa y pegar el resto de las piezas encima (por eso hablaba antes de capas) ya que si no se nota un escalón.

  Al marcar la pieza no sólo repasé el exterior para cortarlo, sino que repasé con cuidado todos las líneas de la imagen, con suavidad pero que me sirvieran de guía para el resto.
  

  Otra de las cosas que creo que he mejorado desde la tarta de Dora, es que al principio estiraba muchísimo el fondant, supongo que en parte por el nombre de la técnica que me hizo pensar en que las piezas tenían que ser finas y "encajar" unas con otras. Sin embargo, si el fondant se deja con un ligero grosor, se pueden marcar líneas que dan sensación de un poco de volumen, o también para presionar la zona de los ojos con la yema de los dedos y que después, al colocar el resto de las piezas, no queden tan saltones.


  Las herramientas que más he utilizado para esta tarta han vuelto a ser la esteca dresden y el pincel de punta de silicona (aparte de la cuchilla, claro). Permiten marcar líneas y darle forma a la pieza plana, consiguiendo un poco de relieve y mejorando la forma.



  Siempre con la misma imagen de Simba, se van colocando las piezas por capas, los ojos, con un ligero sombreado como en las orejas. La parte del morro, que también es plana, pero al marcar las líneas de boca mejora mucho.



  Al principio no tenía muy claro cómo poner la nariz, pensaba que la zona de la nariz sobre el morro sería suficiente, pero cambié de opinión para darle más relieve. Aplané la parte superior del morro con la yema del dedo para que no se notara el escalón y coloqué una nueva pieza con toda la zona desde la nariz hasta la parte superior de la cabeza. Incluso los mechones de pelo estaban incluidos en la misma pieza.



  Una pieza más para la parte oscura de la nariz, y se le da forma a los orificios con una esteca con bolillo.



  Para los ojos recorté una pieza de fondant amarillo, y para no pegar tantas capas una encima de la otra pinté la parte del iris con un pincel pequeño y colorante diluido en agua. Como la pintura no es lo mío, siempre tengo un trocito de fondant para hacer pruebas y comprobar cómo quedan los colores. 



  Y poco más, la zona del pecho, un poco más de sombra clara en los ojos para darle realismo, los bigotes los pinté con rotulador de tinta comestible porque no había forma de pegar los churritos tan finos de fondant por donde yo quería. 



  Aunque es una decoración plana, tiene bastante relieve y la verdad es que el resultado me ha gustado mucho.



   Me alegro mucho de que les gustara la tarta a peques y no tan peques, muy pronto os enseño la de la clase de Paula.

8 comentarios:

  1. Guau¡¡¡¡¡ esto no es una tarta es una obra de arte. Te quedó genial¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  2. Pues te ha quedado genial! Yo nunca he probado esta técnica, y con lo patoso que soy no sé si me irá bien pero la voy a probar en mi siguiente tarta..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Prueba tranquilo que es muy sencilla, y además no hay que esperar a que se seque ninguna pieza para poder seguir, es muy cómodo.

      Eliminar
  3. Te ha quedado precioso!!! Esto es una obra de arte, con relieve!!!
    Te felicito :)

    ResponderEliminar
  4. Hola! has hecho un paso a paso genial y la tarta te ha quedado preciosa, nos ha encantado! besis

    ResponderEliminar
  5. Espectacular la tarta!!! Voy a tener que intentar con la técnica puzzle. Es una tecnica que veo da unos resultados espectaculares, pero en realidad como que no he animado a hacerlo por mi cuenta. Gracias por el paso a paso!!!

    ResponderEliminar
  6. te ha quedado fenomenal !!!!! felicidades

    ResponderEliminar

Me encantaría seguir aprendiendo con tus ideas y comentarios. Muchas gracias por participar!