sábado, 4 de enero de 2014

Tarta de Chocolate y Castañas

  Comienzo el año con una receta muy chocolateada (empieza a ser una tradición) que, por algún motivo que no alcanzo a comprender, se ha quedado en el tintero varías semanas.
  Es una pena porque ya apenas se ven castañas, y las que hay son pequeñas y dan poco juego, al menos donde yo vivo. Pero esta tarta es una opción estupenda por si tenéis buenas castañas a mano o para guardar la idea hasta el próximo otoño.


  Vi la receta en La Cucharina Mágica y me conquistó completamente. Inmediatamente fui a comprar castañas al mercado donde tengo la garantía de que saldrán buenas de verdad, lo de pelarlas es una tarea algo tediosa pero con el truco de Su (Cómo pelar castañas y no acabar hasta las narices) es bastante más sencillo.

Ingredientes: 
  • Un kilo de castañas.
  • 300 ml de leche semi. 
  • 200 ml de nata.
  • 200 gr de mantequilla a temperatura ambiente.
  • 200 gr de azúcar.
  • 200 gr de chocolate negro.
  • 6 hojas de gelatina.
  • Una pizca de sal.
  • 200 gr de galletas para la base (la que más os guste).
  • 100 gr de mantequilla para la base.

 En la receta original utilizaba 500 ml de leche entera, pero como no suelo tener leche entera puse sólo 300 ml de semidesnatada y completé con 200 ml de nata. De todas formas añadí algo más de leche al puré de castañas porque pensé que estaba demasiado espeso. 

  También hay que comentar que utilicé unas galletas de canela (marca Hacendado) que, a mi gusto, combinaban perfectamente con la tarta pero es cierto que lo de "suave toque" de canela se queda bastante corto y alguno de mis catadores se quejó del exceso de canela.

  Hay que empezar por pelar las castañas. Como decía antes, es algo aburrido pero nada complicado con el procedimiento de Su. Hay que limpiarlas con agua y secarlas un poco para que no resbalen.


  Empezamos pinchando las castañas con un cuchillo afilado, un simple corte es suficiente.


  Ponemos las castañas en un bol cubiertas con agua.


  Se meten en el microondas unos 15 minutos a potencia máxima. Las fui sacando con una cuchara, sin quitar el agua y así las que estaban sin pelar guardaban mejor el calor.


 Mientras están calientes es muy sencillo pelarlas. Las pieles salen prácticamente solas. Para no quemarme los dedos las sujetaba con un trapo, pero en unos minutos se pueden coger sin problemas.



  Como siempre voy corriendo no me dio tiempo a pelarlas todas de una vez, y al enfriarse el agua la piel volvía a quedar más "pegada" a la castaña. Volví a calentar el agua un par de veces, así que la próxima vez supongo que pelaré las castañas por tandas para que no pierdan el calor y no tener que recalentarlas.

  A pesar de haberlas calentado dos o tres veces, las castañas no quedan completamente cocidas. De todas formas, en recetas como esta no importa que se cuezan un poco al pelarlas porque después hay que cocerlas por completo para hacer el puré.


  Una vez peladas las castañas, empezamos con la tarta en si. En La Cucharina Mágica explican el procedimiento para hacer la tarta con o sin Thermomix, yo la hice con la Thermomix. Empecé triturando las galletas y le añadí la mantequilla para la base derretida.



  Se mezcla hasta conseguir una bola uniforme y se extiende sobre la base de un molde desmoldable. Podéis forrarlo con papel vegetal aunque yo siempre me salto ese paso y no tengo problemas para desmoldarlo.



  Se guarda en la nevera mientras se hace el relleno. Hay que terminar de cocer las castañas en la leche, nata y un pellizco de sal.



   Tienen que estar unos 20-25 minutos a 90º, velocidad 1. Lo del tiempo varía un poco dependiendo del tamaño de las castañas o si quedaron más cocidas al pelarlas. Mientras se cuecen se ponen las hojas de gelatina en agua fría para que se hidraten. 

 Al abrir la Thermomix me encontré las castañas bastante desechas en una mezcla un poco espesa de manera que las cuchillas no lo removían bien.



  Le añadí leche suficiente para aclarar un poco la mezcla y que se pudieran triturar bien los grumos que quedaban, con un par de minutos a velocidad 10.
  Una vez trituradas las castañas, se añade el chocolate troceado.



  Tengo que decir que el chocolate valor es estupendo, no sólo está buenísimo es que además se funde en segundos. No sé si se aprecia en la fotografía pero tan sólo poner las onzas en el puré de castañas calientes ya empezaron a fundirse. Se mezclan en unos segundos a velocidad 3 o 4 y se añade las hojas de gelatina escurridas.



  Se vuelven a mezclar unos segundos a velocidad 3 o 4 para que se deshagan las hojas de gelatina.



  Me quedó una crema espesa, con un aroma a castañas y chocolate delicioso. Se deja enfriar un poco.



  Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que se integren. No hace falta batir demasiado porque la mantequilla se funde al calor de crema de castañas y chocolate. 



  Se mezcla con la crema de chocolate y castañas. 



  Ni os cuento cómo queda, simplemente espectacular. Se vierte sobre la base de galleta.



  Intenté alisar la superficie, pero no quedaba bien del todo, así que cogí una cucharita pequeña y empecé a hacer remolinos sobre la superficie. Hay que meterlo en la nevera y dejarlo varias horas para que se cuaje (mejor toda la noche).



  Entre que la fuente es un pelín más pequeña que el molde y que los laterales siempre quedan más feuchos, se me ocurrió cortar con un cuchillo muy afilado medio centímetro de cada lado. La presentación gana mucho (y puedes comprobar cómo ha quedado). También se puede añadir cualquier tipo de fideos de chocolate o bolas de cereales cubiertas de chocolate...



  Tengo que advertir que me quedó bastante densa. Si queréis algo más ligerito, se podría añadir algo más de leche en la crema.





10 comentarios:

  1. que buena la idea para pelas las castañas. Y la tarta tiene pinta de estar buenísima. Me anoto la receta para el próximo otoño. Besos

    ResponderEliminar
  2. vaya maravilla de tarta!!! la combinacion con el chocolate le viene q ni pintado.
    y la idea xa pelar las castañas, cojonuda!!!

    ResponderEliminar
  3. Qué cosa más rica. Tengo que aprender mucho de pastelería, que es la asignatura en la que menos nota tengo. Yo es que este tipo de cosas, cremas, mousses, semifríos, gelatinas, coberturas, se me dan fatal. Me da mucha pereza hacer tartas así, aunque veo los resultados y me encantan. Las castañas me gustan un montón, pelarlas así parece muy sencillo. Con chocolate nunca las he mezclado, pero fijo que está de muerte. Ayer volví a hacer tu bizcocho bundt de reyes y hoy lo he compartido. En tu post original parece como que te inventaste un poco la receta casi sobre la marcha, felicidades, de verdad, menudo buen gusto, es un bizcocho increíble. Besicos.

    ResponderEliminar
  4. Tiene una pinta buenísima, las castañas siempre me han encantado pero debo reconocer que no las uso mucho en la repostería, es una tarea que tengo pendiente desde hace muchísimo. Guardo tu receta para el año que viene, porque me ha gustado mucho.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Acabo de descubrir tu blog y esta receta me ha enamorado... Estas Navidades preparé también puré de castañas y las pelé con el truco de Su. Quedaron bastante bien pero aún así es una tarea demasiado tediosa... Bueno, lo dicho enhorabuena por la tarta.

    ResponderEliminar
  6. Una tarta parecida la probamos nosotros para el reto de Tía Alia, y la verdad es que nos gustó mucho. Siempre que lleve castañas y chocolate, tiene que estar bueno =)
    Y esta tarta promete mucho, te ha quedado estupenda!
    Un besote!!

    ResponderEliminar
  7. Una de mis favoritas, qué rica y bonita te ha quedado. Un abrazo y feliz año, Clara.

    ResponderEliminar
  8. Con solo mirarla se me hace la boca agua.... anda que no mandar un trocito... me quedo a seguirte por si la próxima vez cae un pedazo!! que rica debió estar.

    Me quedo en tu cocina abrazos desde Mese quema la leche

    http://mesequemalaleche.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  9. Estimada blogger,

    Soy Natalia, Responsable de Comunicación de Paperblog. Quisiera disculparme por dejarte un comentario en el blog, pero no he encontrado otra manera de contactarte. Tras haberlo descubierto, me pongo en contacto contigo para invitarte a conocer el proyecto Paperblog, http://es.paperblog.com, un nuevo servicio de periodismo ciudadano. Paperblog es una plataforma digital que, a modo de revista de blogs, da a conocer los mejores artículos de los blogs inscritos.

    Si el concepto te interesa sólo tienes que proponer tu blog para participar. Los artículos estarían acompañados de tu nombre/seudónimo y ficha de perfil, además de varios vínculos hacia el blog original, al principio y al final de cada uno. Los más interesantes podrán ser seleccionados por el equipo para aparecer en Portada y tú podrás ser seleccionado como Autor del día.

    Espero que te motive el proyecto que iniciamos con tanta ilusión en enero de 2010. Échale un ojo y no dudes en escribirme para conocer más detalles.

    Recibe un cordial y afectuoso saludo,
    Natalia

    ResponderEliminar

Me encantaría seguir aprendiendo con tus ideas y comentarios. Muchas gracias por participar!