martes, 2 de abril de 2013

Tarta de Pascua

  Poco después de hacer los huevos de brownie le comenté la receta a la señorita de Andrea y nos pusimos a charlar sobre la costumbre de los huevos de pascua, así que le pedí permiso para llevar algunos huevos el lunes pasado.
  Me pareció que era la ocasión perfecta para probar los moldes que me han enviado de Silikomart con motivos de pascua, con un conejito adorable y otro para simular un huevo de pascua.


  La base de la tarta es un bizcocho Madeira Sponge Cake de 4 huevos en un molde de 18 cm, con una capa de ganache de chocolate para que se pegara el fondant. Sobre la tarta puse unos huevos rellenos de brownie y en los laterales las figuras de conejitos y huevos de pascua hechos con chocolate blanco.
  Elegí chocolate blanco para utilizar los moldes simplemente por la idea de huevos de chocolate, aunque también hice uno de los conejitos con fondant para ver cómo quedaba y también salieron muy bien. 


  Para dar color al chocolate blanco utilizo colorantes especiales para chocolate que tienen una base de aceite y así no quedan grumosos. Se funde el chocolate al baño maría o en el microondas a potencia media, removiendo cada medio minuto para que no se queme.
  Una vez fundido, separé tres cucharaditas de chocolate blanco para teñir de naranja, rosa y verde.




  Fui pintando el molde con un pincel para cada color.



  El molde del conejito es muy cómodo de utilizar. Lo metí unos minutos en la nevera para que se endureciera y no se mezclaran los colores. Después le puse un par de cucharaditas de chocolate blanco.



  Se mueve con delicadeza para que el chocolate se distribuya solo por todo el molde. También es recomendable dejarlo caer sobre la encimera un par de veces, de esa manera si ha quedado alguna burbujita subirá a la superficie y se puede corregir con un palillo.



  Se vuelve a meter en la nevera para que se enfríe. Al endurecerse el chocolate se desmolda estupendamente.




  El molde para hacer huevos de pascua tiene dos cavidades. Tienen muchos dibujos, algunos muy finos así que sólo marqué los más grandes. Por ejemplo, en uno como de una línea ondulada, lo rellené de chocolate naranja y lo dejé endurecer.



  Una vez frío fue mucho más sencillo limpiar el chocolate que sobraba.



  Los rellené de chocolate blanco y lo dejé enfriar. También se desmoldaron estupendamente.



  Para terminar la tarta utilicé la pistola de fondant con la salida de agujeritos muy finos para que simulara un poco de cesped y también para que los huevos se quedaran bien asentados.



  Es una pena que no se me ocurriera hacer una foto desde arriba, le puse fideos de azúcar de colorines y quedó monísima.



  Confío en que les gustara a los niños de la clase de Andrea.

5 comentarios:

  1. que bonita te quedó, te felicito,bs

    ResponderEliminar
  2. Fantástica la técnica para los moldes de chocolate!! me encanta cómo te ha quedado!! seguro que quedaron encantados!! Felicidades!!

    ResponderEliminar
  3. Que tarta tan divertida,los moldes interesantes ...besos MARIMI

    ResponderEliminar
  4. Pero que chulos estos moldes y la técnica que has utilizado para darles color a las figuras! Me encanta tu tarta!

    ResponderEliminar
  5. Qué monos!!! Quedan preciosos y la tarta divina.
    Petonets

    ResponderEliminar

Me encantaría seguir aprendiendo con tus ideas y comentarios. Muchas gracias por participar!